AMADO AMADO SALON & BODY

El primer Amado Salón se estableció hace más de 50 años por Don Amado padre en el área de El Condado. Luego el salón luego se mudó a San Patricio Plaza cuando abrió este centro comercial y comenzó operaciones con 12 profesionales del cabello y a los dos años de establecido ya contaba con 63 empleados. Hoy en día, Amado Amado Salon & Body cuenta con más de 135 empleados entre sus dos salones de San Patricio Plaza y Plaza las Américas. 

Los considero a todos como amigos y compañeros de trabajo. Tuve la suerte de contar con la dirección, experiencia y disciplina de mi padre”,  explicó Amado

Amado Amado Salón & Body hoy cuenta con personal especializado en tintes, highlights, alisados, permanentes,  maquillaje, barbería, manicuristas y cuidado de la piel así también como depilación con cera entre otros. 

Ambos salones ofrecen todos los servicios necesarios para el cuidado del cabello, además de contar con un área especial de productos profesionales para el cuidado del cabello, el Shampoo Store. “Tenemos la más amplia variedad en productos para el cabello. Estos productos solamente se pueden adquirir en salones de belleza. También tenemos un excelente equipo de trabajo, desde el grupo gerencial hasta todos los proveedores de belleza. 


AMADO NAVARRO

 
 

Amado lleva en las venas la herencia de la belleza. Su padre, también llamado Amado, fue su ejemplo e inspiración en este campo, por lo que su salón lleva el nombre de Amado dos veces, por él y por su padre. "Prácticamente nací en un salón de belleza, mi padre era un peluquerazo tremendo", comenta Amado Navarro, propietario de Amado Amado Salón & Body en San Patricio Plaza y Plaza las Américas. 

Heredó dicha pasión el peluquero de su abuelo y de su padre -los dos primeros Amado- quienes se congraciaron con el arte de las tijeras temprano en sus vidas, cuando residían en su Cuba natal.

La carrera de peluquero de Amado Navarro comenzó hace 40 años, luego de finalizar estudios en finanzas en La Salle University en Filadelfia.  “Originalmente mis planes eran completar una carrera en derecho. Finalice mi bachillerato en finanzas, por lo que comencé a ayudar a mi padre a administrar en negocio familiar. Poco a poco me fui envolviendo en la peluquería. Fue entonces cuando decidí realizar estudios en la Academia de Cosmetología Zelma de Esteves. El resto es historia”.

Entonces se volcó en la industria de la belleza y el esfuerzo pagó con creces. Hoy mantiene el Amado Salón de Belleza original -que comenzó en Santurce y se mudó luego a San Patricio-, y además cuenta con Amado Amado Salon & Body, en Plaza las Américas así como con la Barbería, también en San Patricio.

“Prácticamente nací en un salón de belleza, mi padre era un peluquerazo tremendo”, cuenta el estilista que, al igual que su papá, tiene el gusto de acudir al salón en traje. La corbata, en su caso, es opcional.

“En San Patricio son 50 años de ardua labor y crecimiento. Mi papá tenía diez empleados y su salón fue un éxito total”, dice el experto peluquero.

Amado se matriculó en el Instituto Zelma Esteves en Santurce. “Trabajaba con mi padre hasta las cinco y entraba en la escuela de cosmetología hasta las diez de la noche. Saqué mi licencia en el 1976. Ahora se repite la historia con mi hijo Marcelo Amado que estudió lo mismo que yo, entró luego a cosmetología y en noviembre de este año coge su licencia. Ha sido una tradición,  sería una cuarta generación de estilistas”.

La mujer es la eterna fuente de inspiración de Amado quien desde que una clienta entra en su salón descifra las señales que le brinda su apariencia para saber qué tipo de corte o color es el más apropiado para su personalidad. “Un buen corte de cabello es fundamental. Cuando yo termino de cortar, con mis manos ya voy moldeando el cabello y así ya se va viendo nice”, afirma quien está consciente de que mantenerse al día con nuevas técnicas, tecnología y productos es vital para sentar pautas en un cambiante y reñido negocio. “Me gustan los cambios”, confiesa el peluquero zurdo, “con el Internet no hay excusa para no estar al día”.

Si bien la isla atraviesa una crisis económica, la cualidad de “presumida” de la mujer local - que a su juicio comparte con otras caribeñas y latinoamericanas - mantienen la industria de la belleza, “relativamente estable aunque hay sus mermas en la frecuencia de visitas al salón”.

Amado asegura ser “fashionista” y sentir absoluta “pasión por la moda y la belleza”. Describe su estilo al crear belleza como “fashion elegante o fashion casual” y menciona a Vidal Sassoon como su "role model", esa figura que cambió para siempre el territorio de la belleza con sus cortes de precisión para todo tipo de cabello.

Cuando no piensa en belleza o la crea con sus manos, Amado invierte el tiempo en deportes al aire libre. Corre temprano en las mañanas por el Viejo San Juan o  juega tennis.

 

MARCELO NAVARRO

 
 

Marcelo Amado Navarro estudió negocios en la Universidad de Hartwick en Nueva York.  Además estudió Cosmetología y Barbería y se desempeña como Gerente General de AMADO AMADO SALON & BODY desde el 2014. Entre sus planes se encuentra continuar con el éxito establecido y seguir creciendo a través de nuevas estrategias tanto en Puerto Rico como en el Caribe.